Biografía de Buda Gautama

La biografía de Buda Gautama es algo que pocas personas conocen a pesar de ser una de las figuras religiosas mas conocidas del mundo. Fruto de esto, provoca que el príncipe Kapilavastu sea muchas veces confundido por un Dios o incluso por un amuleto de la suerte.

Para librarte de estas lagunas de conocimiento sobre quién era este gran hombre, a continuación podrás leer un resumen sobre la biografía de Buda Gautama.

Biografía de Buda Gautama siddharta

Biografía de Siddharta Gautama

¿Quién fue Siddharta Gautama Buda?

Se dice que Siddharta Gautama, mas tarde conocido como el Buda, nació alrededor de el año 500 antes de Cristo en Kapilavastu, ciudad que se situaría en el actual Nepal. Siddharta era hijo de Suddhodana, rey de Sakya, y de la reina Maya, por lo que desde su mas tierna infancia vivió una vida de lujos.

Popularmente se cree que Siddharta nació en los jardines de Lumbini, mientras su madre se dirigía a visitar a su familia. Su madre murió poco después de dar a luz por lo que el recién nacido fue criado por su tía materna. Siddharta creció rodeado de lujo: tenía tres palacios, uno de invierno, otro de verano y un tercero para la temporada de las lluvias. En ellos disfrutaba de la compañía de multitud de hermosas mujeres y músicos; vestía las mejores ropas de seda del reino y allá donde él iba siempre un criado le acompañaba con un parasol. Se le describe como un chico bello y delicado, pero también como un muchacho de gran educación.

Buda fue un niño que tenia un don para el aprendizaje, pues era capaz de absorber con rapidez todos los conocimientos que sus maestros le presentaban, mostrando un especial talento en la lengua y las matemáticas. Siendo el hijo de un rey, este también fue entrenado en las artes de la guerra y la estrategia para un día convertirse en un buen monarca.

Siddharta se casó con su prima Yasodhara cuando tenía alrededor de dieciséis o diecinueve años según que fuentes. En algunas leyendas se dice que la conquistó en una prueba de armas luchando contra varios oponentes. Poco se sabe de esta relación, salvo que tuvo un hijo llamado Rahula que se convertiría años después en uno de sus principales discípulos.

Biografía de Siddharta Gautama – Los cuatro encuentros de Buda

Las primeras etapas de su vida las paso en su palacio bajo la protección de su familia. Donde se le ocultaba de todo el dolor y las injusticias del mundo real. Se dice que su familia incluso sustituía a sus criados con frecuencia para que Buda no pudiera verlos envejecer. Hasta que un día, durante una de sus salidas a la ciudad, montado sobre uno de los carruajes del reino, se produjeron los tradicionalmente llamados «cuatro encuentros». Uno de ellos fue el de encontrarse con un anciano, cuando su cochero le explicó que todas las personas envejecían, el príncipe decidió continuó los siguientes trayectos fuera de la ruta habitual considerada por el palacio. Fruto de esto encontró también a un enfermo a un cadáver descomponiéndose, y otro día, se encontró con un monje asceta. La vejez, la enfermedad y la muerte indicaban el sufrimiento de la vida humana; el monje asceta, la necesidad de hallarle un sentido. Esto provocaría un shock en la vida simple y sobre protegida de Siddharta, lo cual consiguió que este comenzara a cuestionarse el sentido de todo.

En busca de respuestas, a los veintinueve años, Buda dejó atrás los muros de su reino durante la noche sin que los guardias se percataran abandonando así a su mujer y su hijo. Lo hizo de montado sobre su caballo y en compañía de su mejor criado. Su objetivo era una floreciente ciudad del sur, donde se estaban produciendo cambios culturales y filosóficos. Durante su camino, se cortó los cabellos, se despojó de sus joyas y se las entregó a su criado para que este se las devolviera a su familia, con el mensaje de que no regresaría hasta haber alcanzado las respuestas de sus preguntas. El resto de su viaje lo hizo como un asceta, privándose de los placeres materiales y practicando la abstinencia

Biografía de Buda Gautama – El aprendizaje de Buda

Una vez llegó a la ciudad a la que quería llegar, Siddharta siguió las enseñanzas de unos maestros de yoga. Estos habían alcanzado la fase «en que nada existe». Haciendo gala de sus dotes para el aprendizaje, Siddharta alcanzó muy pronto ese mismo estado, pero acabó descartando este método como un método que podría liberar a la humanidad de sus sufrimientos.
Todavía en busca de sus respuestas Siddharta partió entonces hacia una aldea cercana junto al río Nairanjana, lugar de encuentro de ascetas. Los ascetas incluían prácticas perfectamente regladas cono el control de la mente, la suspensión de la respiración y el ayuno total disciplinas todas ellas muy dolorosas. De nuevo, Siddharta volvió a poner en práctica estas enseñanzas con rapidez y destreza. Pero después de varios años de austeridades y mortificaciones que no le llevaban a ninguna parte, Siddharta decidió abandonar el ascetismo, siendo así criticado duramente por sus compañeros ascetas.


Exhausto, Siddharta se bañó en el río Nairanjana para librarse de la suciedad que había acumulado a lo largo de sus años con los ascetas. Se hallaba tan débil que apenas pudo salir de aquel río. Pudo recobrar las fuerzas gracias a la comida que le ofreció una muchacha que pasaba por ahí, una sopa de arroz hervido en leche.

Cómo llegó Buda a la iluminación

Poco tiempo después, ya restablecido, Siddharta Gautama se sentaría bajo la sombra de una higuera y dijo: “No me moveré de aquí hasta que sepa.” Y comenzó a meditar.

Según la leyenda, al caer la noche entró en trance, y la luz acudió en su auxilio, permitiéndole ver con radiante claridad toda la intrincada cadena de las causas y los efectos que regulan la vida, y el camino para alcanzar la salvación y la gloria. En la llamada primera vigilia de la noche, le fue otorgado el conocimiento de sus existencias anteriores. En la segunda, fue provisto del tercer ojo o visión divina. Finalmente al despuntar el alba despertó embriagado de saber, despertó iluminado.

Siddharta, ahora convertido en Buda había comprendido que los sufrimientos humanos estaban íntimamente ligados a la naturaleza de la existencia al hecho de nacer, y que para escapar a la rueda de las reencarnaciones era necesario superar la ignorancia y prescindir de pasiones y deseos. La caridad era una forma de desear la salvación de todos las personas y la de uno mismo.

Biografía sobre los inicios de la religión Budista

En los primeros momentos tuvo sus dudas acerca de si debía predicar la verdad que había alcanzado. Su primer sermón tuvo lugar al cabo de un mes donde residían sus cinco antiguos compañeros ascetas. Al parecer, estos le recibieron muy fríamente al principio, pero finalmente después de lo que Buda les mostró, los cinco formaron el núcleo inicial de una secta que creció con rapidez debido a la sencillez de su mensaje. Cuando consideró que sus mejores discípulos estaban suficientemente preparados, los mandó a predicar la nueva verdad por toda la India, propagando así aun mas los principios de la religión Budista.

Buda continuó predicando durante cuarenta y cinco años. Visitó varias veces su ciudad natal y recorrió el valle del Ganges, levantándose cada día al amanecer y recorriendo entre veinticinco y treinta kilómetros al día, enseñando a todos los hombres y mujeres sin esperar nada a cambio sobre su filosofía. Buda no era un agitador y jamás fue molestado ni por los brahmanes, a los que se oponía, ni por gobernante alguno. Las personas, atraídas por su fama y santidad, salían a recibirle a su llegada, se amontonaban a su paso y sembraban su camino de flores. Era un hombre muy querido.

Biografía de la muerte de Buda

A los ochenta y un años de edad, Buda se encontraba ya muy débil, pero siguió predicando su doctrina hasta sus últimos momentos. Por desgracia, un día contrajo una enfermedad infecciosa debido a unos alimentos que consumió, esto provocó finalmente su fallecimiento al cabo de unos días rodeado de algunos de sus discípulos. Se dice que para librar de todo sentimiento de culpa a la persona que le trajo estos alimentos, Buda negó durante todo el tiempo que permaneció enfermo, de que su mala situación no se había dado a consecuencia de los alimentos que él había consumido.

Tras su muerte su cuerpo fue cremado y las reliquias en relación con Buda fueron resguardadas en monumentos o estupas; se cree que algunas de estas reliquias han sobrevivido hasta el día de hoy. Un ejemplo de ello puede ser el Templo del diente del Buda, también conocido como Sri Dalada Maligawa en Sri Lanka, el lugar en el que se emplaza la Reliquia de un diente de Buda y que existe en la actualidad. Desde su muerte, la religión budista no ha hecho nada mas que crecer extendiéndose a día de hoy, como la cuarta religión mas importante del mundo.

Esperamos que te hayan gustado este resumen sobre la biografía de Buda Gautama. Si te has quedado con ganas de más, tal vez te interese leer estas frases célebres de Buda para ser feliz. Haz clic en la imagen para saber más.

biografia de buda gautama
Frases de Buda para ser feliz